¿Cómo funcionan los depósitos de daños? (para propietarios)

Ten en cuenta que el depósito de daños está para cubrir daños físicos que puedan producirse en la casa (como rotura de objetos) y no debe utilizarse para sufragar costes indirectos que puedas pormenorizar en tu cuenta (por ejemplo: costes de limpieza, consumos de luz o gas, o tarifas para huéspedes adicionales).

Cómo funciona el depósito de daños

  • Tú decides la cantidad del depósito de daños. Haz los cambios que desees aquí.

  • El huésped abona el depósito de daños al efectuar el pago completo del alquiler y nosotros lo retenemos hasta el final de la estancia.

  • Cuando el huésped deje la vivienda, recibirás un aviso por correo electrónico. A partir de entonces, tendrás un plazo de siete días para declarar daños.

  • Si en ese plazo de siete días desde la fecha de salida del huésped, no has declarado ninguno, le reembolsaremos el importe íntegro. Si no has notificado ningún daño, reembolsaremos el importe íntegro al huésped.

  • Te enviaremos un correo electrónico para informarte de que el depósito de daños se ha procesado.



Reserva que se realizó directamente contigo
 
Si los huéspedes no pagaron a través de nuestro servicio de reserva online, te habrán abonado el depósito de daños directamente, así que tendrás que hacerles el reembolso también directamente.

¿Hemos resuelto tu pregunta?  No  

Artículos sugeridos